domingo, 16 de abril de 2017

Visitantes invernales del puerto

Un ave que llega a las costas del Atlántico durante la época fría es la paloma antártica (Chionis albus), casi siempre en as inmediaciones de colonias de  mamíferos y aves marinas donde se alimenta de desperdicios, carroña y huevos.
En el puerto de Mar del Plata hay una colonia pequeña de lobos marinos de un pelo (Otaria flavescens) que descansan en una playita al costado de la escollera, siendo allí donde en invierno se puede ver casi con total seguridad alguna bandada de palomas antárticas en busca de restos de comida, piel, crustáceos, placentas  y hasta excrementos de mamíferos. No es raro verlas caminar al lado de los pinnípedos en sus horas de descanso incluso caminando sobre ellos mientras duermen en grupos.
Las fotos son ya de hace un tiempo, más precisamente del 24 de julio de  2011 y fue la primera vez que ví ala especie en un viaje familiar que hice a esa ciudad balnearia.
Cabe destacar que algunas palomas antárticas se ven en otra época del año, incluso algunas en verano aunque lo normal es más frecuente verlas a fines de otoño e invierno.














1 comentario: